Qué saber acerca del cáncer de mama

Anatomía de la mama

 

La mama es un órgano de gran importancia para la mujer. Fisiológicamente necesario para la lactancia y como no, estéticamente.
Es la seña de identidad como mujer.

La mama está recubierta por piel con zonas más pigmentadas, areola y pezón.


Formada por tejido adiposo, glandular y fibroso, y por debajo de ella se encuentra uno de los músculos que contribuye en el movimiento del brazo, el pectoral mayor.

Autoexploración

 

Un gran número de casos de cáncer de mama pueden ser curados siempre y cuando la enfermedad sea detectada en estadios tempranos. De ahí la importancia de realizarse autoexploraciones de forma regular, de modo que nos familiaricemos con la estructura normal de nuestros senos y esto nos permita detectar posibles anomalías.

Se recomienda iniciar el autoexamen a los 20 años y a ser posible una vez al mes, de manera que acaba convirtiéndose en un hábito.

El mejor momento para llevar a cabo la autoexploración es una semana después de la menstruación, cuando ha desaparecido la congestión hormonal que produce la regla.
El hecho de estar embarazada, en periodo de lactancia o en la menopausia no debe ser motivo para interrumpir la autoexploración. Simplemente como no hay menstruación debemos fijarnos un día al mes para llevarla a cabo.

La autoexploración incluye la inspección y la palpación.

Autoexploración

 

Sitúese frente al espejo. En primer lugar con los brazos colgando a los lados del cuerpo, a continuación con los brazos en jarra, apretando ligeramente las caderas, de esta manera se contrae el pectoral mayor; y por último elevándolos por encima de la cabeza.

Palpación


Acostada, con la mano izquierda detrás de la cabeza, con los 3 dedos del medio de la mano derecha, presione sin prisa toda la superficie de las mamas. Empiece por la parte de fuera y continúe alrededor de la mama en círculos, acercándose al pezón con cada círculo. Una vez haya finalizado la exploración de las mamas, oprima suavemente el pezón y observe si sale líquido por el mismo.

Puede también realizar movimientos verticales, para ello desplace la mano para arriba y para abajo, cubriendo toda la mama.

Haga lo mismo con la mama derecha. Durante la exploración estará más cómoda si coloca una almohada o cojín debajo del hombro del lado que se vaya a explorar.
Finalmente debe explorar la axila y la zona entre la mama y la clavícula, hacia arriba, en busca de nódulos linfáticos. Con ambas maniobras, inspección y palpación, intentamos detectar:

 

  • Cambios entre una mama y otra (tamaño, forma...)

  • Bultos, zonas engrosadas

  • Retracción o secreción por el pezón

  • Cambios en la piel de mamas y/o pezones

 

Si notara algo fuera de lo normal no deje de consultar a su médico y no se asuste puesto que podría tratarse de una patología benigna.

 

Tratamiento del cáncer de mama

 

Una vez diagnosticado un cáncer de mama las alternativas terapéuticas son varias y en la mayoría de las ocasiones combinables entre sí. Tratamiento local es el que se realiza sobre el área de la mama y los ganglios linfáticos de la axila. Incluye cirugía y radioterapia. Tratamiento sistémico es el que se realiza sobre todo el cuerpo; quimioterapia y hormonoterapia..

Tratamiento quirúrgico


Las posibilidades de tratamiento quirúrgico sobre la mama son varias:

1.- Cirugía conservadora- Tumorectomía, cuadrantectomía


Se extirpa la zona del tumor y una zona de tejido sano alrededor (márgenes). Este tipo de cirugía puede realizarse cuando el tamaño del tumor es pequeño y las mamas no son muy pequeñas. Después de la misma siempre es necesaria la administración de radioterapia.

2.- Cirugía oncoplástica conservadora


Se extirpa el tumor y se realiza una remodelación de la mama para conseguir un resultado más estático. A la hora de elegir la técnica más adecuada debemos tener en cuenta la localización y tamaño del tumor y la ptosis (caída) de la mama

3.- Mastectomía


Se extirpa por completo la mama.

 

  • Simple: Extirpación de la mama con toda la piel que la cubre, incluyendo areola y pezón.

  • Radical: Extirpación de la mama, los ganglios linfáticos axilares y el músculo pectoral.

  • Radical modificada: Extirpación de la mama y los ganglios linfáticos axilares.

  • Conservadora de piel: Se extirpa la glándula mamaria y el complejo areola-pezón, pero se deja la piel que recubre la mama para poder llevar a cabo la reconstrucción de la misma mediante la colocación de una prótesis.

  • Subcutánea: Se extirpa la glándula mamaria respetando la piel que la recubre y el complejo areola-pezón.

 

La elección del tipo de cirugía depende de múltiples factores; tipo de cáncer, tamaño de la mama, factores personales, etc...

Es posible reconstruir la mama, bien con implantes artificiales (prótesis, expansor) o tejido propio, pudiendo realizarse en la misma intervención (reconstrucción inmediata) o en una fecha posterior (reconstrucción diferida).

Dr. Martínez Ubieto

CIRUGIA GENERAL Y DEL APARATO DIGESTIVO

2015 Dr. Fernando Martínez Ubieto. Reservados todos los derechos

El contenido de este sitio es sólo para información, y no pretende sustituir el consejo de su propio médico u otro profesional de la medicina