Cirugía de la obesidad

La cirugía de la obesidad, o cirugía bariátrica, está indicada cuando la obesidad alcanza valores de masa corporal muy altos (IMC de 40 o superior). Se la conoce entonces como OBESIDAD MÓRBIDA.

Este índice de masa corporal se calcula mediante la fórmula:


IMC= Peso en Kg./Altura en metros al cuadrado.
Ej: 120/(1.65 x 1.65)= 44.

En estos casos de obesidad mórbida existe un riesgo vital para los pacientes, sumado al hecho de asociarse frecuentemente con otras enfermedades como diabetes, apnea del sueño, hipertensión arterial, problemas respiratorios, trastornos del aparato locomotor, depresión y alteraciones de las relaciones sociales y sexuales.

La cirugía esta indicada cuando el IMC es de 40 o superior. También estaría indicada en IMC de 35 y comorbilidades como hipertensión arterial, diabetes, apnea del sueño, etc.

Las técnicas son fundamentalmente de dos tipos: aquellas que reducen el estómago y aquellas en las que además de reducir estómago se disminuye la capacidad de absorción de los alimentos. Son intervenciones bajo anestesia general y que actualmente se pueden realizar con técnicas laparoscópicas.

 

Entre el año y medio y dos años de la intervención se alcanza la pérdida de peso sin precisar ningún tipo de dieta, comiendo el paciente lo que desee y mejorando día a día su capacidad funcional. HOY DÍA ESTA CIRUGÍA SE PUEDE REALIZAR POR VIA LAPAROSCÓPICA.

Hoy día en Aragón, la cirugía de la obesidad esta regulada por ley de 24 de Enero de 2005.

 

El DOCTOR FERNANDO MARTÍNEZ UBIETO es cirujano acreditado para operar de OBESIDAD MÓRBIDA tanto por cirugía abierta como por LAPAROSCOPIA.

Las ventajas fundamentales de la CIRUGÍA LAPAROSCÓPICA DE LA OBESIDAD SON:

 

  • MAYOR RAPIDEZ EN LA CIRUGÍA

  • MENOS DOLOR POSTOPERATORIO

  • MENORES COMPLICACIONES POSTOPERATORIAS

  • RECUPERACIÓN MÁS RÁPIDA

  • ESTANCIA HOSPITALARIA MUY CORTA

 

Cirugía laparocópica de la obesidad en 3D

El Dr. Fernando Martínez Ubieto es especialista y pionero en Aragón en cirugía laparocópica en tres dimensiones, la cual supone un auténtico salto respecto a la tradicional cirugía laparocópica.

El Hospital Viamed Montecanal ha apostado de forma rotunda por la tecnología en 3 Dimensiones aplicada a la cirugía laparoscópica y ya en Abril de 2013 realizamos la primera intervención de cirugía laparoscópica avanzada en sus quirófanos con torres de 3 Dimensiones.

 

Era la primera de esta índole en Aragón y se trató de una paciente con obesidad mórbida y diabetes. Desde entonces, hemos realizado más de 150 intervenciones con laparoscopia en 3D y resultados óptimos. 

INNOVACIÓN TECNOLÓGICA APLICADA.

Tecnología 3D en Cirugía Laparoscópica.

Desde la introducción de la cirugía laparoscópica (la que se hace a través de pequeños orificios en el abdomen) hace ya unos 30 años, los cirujanos se han visto sometidos desde el comienzo a la pérdida de una dimensión, la percepción de profundidad que condiciona la visión tridimensional o estereopsis. Esto se debía a que los monitores donde se visualizaba las imágenes solo disponían de 2 dimensiones. Se perdía la tercera dimensión, la sensación de profundidad, tan importante para la correcta visualización e inherente a la visión del ojo humano, que ve en 3 dimensiones.

La estereopsis (de stereo que significa sólido, y opsis visión o vista) es el fenómeno dentro de la percepción visual por el cual, a partir de dos imágenes ligeramente diferentes del mundo físico proyectadas en la retina de cada ojo, el cerebro es capaz de recomponer una tridimensional.  A esta diferencia en las dos imágenes retinianas se la llama disparidad horizontal, disparidad retiniana o disparidad binocular, y se origina por la diferente posición de ambos ojos en la cabeza. La estereopsis es una de las vías binoculares para la percepción de la profundidad junto con otras de carácter monocular. La sensación de estereopsis puede producirse de dos maneras distintas:

1.- La experiencia natural y cotidiana de ver en 3D a partir de objetos en 3D. Con nuestra visión binocular vemos el mundo físico, el cual al ser volumétrico y espacial está en 3D. En este caso el estímulo es uno sólo -el objeto en 3D- visto por ambos ojos. Esta estereopsis tiene su origen en un estímulo binocular dióptico. Para obtener esta sensación de estereopsis es suficiente con tener visión binocular.

2.- La experiencia artificial de ver en 3D a partir de imágenes planas en 2D. Con nuestra visión binocular vemos dos imágenes planas similares, las cuales han sido especialmente elaboradas para ser vistas en 3D. En este caso son dos estímulos -las dos imágenes similares, una para cada ojo- vistos por ambos ojos, y la estereopsis resultante tiene su origen en un estímulo binocular dicóptico. Para lograr esta sensación de estereopsis se requiere de las distintas técnicas de visualización estereoscópica, como el estereoscopio, los diversos visores e incluso la visualización libre

De esta forma y a pesar de que la cirugía laparoscópica se utiliza ya en muchas intervenciones como la extirpación de la vesícula biliar con cálculos, la cirugía de la obesidad, la extirpación del apéndice, etc, no termina de afianzarse en otros procedimientos más complejos como es la cirugía hepática y pancreática, debido posiblemente al condicionamiento que ocasiona la pérdida de la tercera dimensión, la visión en tres dimensiones.

Con objeto de resolver estas limitaciones, la cirugía robótica se constituyó como una posibilidad para mejorar la capacidad de los cirujanos al aportarles la visión en 3D. Sin embargo, su alto coste y equipación, ha hecho que pocos centros dispongan de este medio. Sus ventajas son innegables de todas formas al poder trabajar en 3D con gran amplitud de movimientos y con una importante disminución de la fatiga y el temblor.

El origen de la cirugía laparoscópica en 3 Dimensiones parte de la guerra entre una tribu salvaje y un ejército en el año 2154 y en un planeta llamado Pandora. Es el argumento de la película AVATAR, que tardó cinco años en rodarse con sus novedosas técnicas y cuyo resultado fue la película más taquillera de la historia del cine. Su director, James Cameron, quería ver en pantalla un sueño que tenía desde hace mucho tiempo como era ver cine de grandes escenas en tres dimensiones. Su resultado fue un éxito rotundo  y revolucionó todo el arte del cine. Poco a poco las tres dimensiones se van asentando en todo el cine mundial.

Esta idea de tres dimensiones fue estudiada por las multinacionales con intereses en el campo médico e incorporada a las modernas tecnologías sanitarias, y en concreto, a todos  los procedimientos que desde hace unos años ya se realizaban asiduamente como eran las técnicas endoscópicas. Pronto se empezaron a diseñar estos nuevos dispositivos lo que dio lugar a que también en Medicina y en concreto en Cirugía, pudiéramos ya empezar a comprobar sus innegables ventajas y solucionar el importante problema de la pérdida de la tercera dimensión. De hecho, tan solo 6 meses después del estreno de Avatar, en junio de 2010 y muy cerca de Londres, en el Royal Surrey County Hospital de Guildford, el Dr. Iain Jourdan lleva a cabo la primera extirpación de una vesícula con cálculos por cirugía laparoscópica en 3 dimensiones.

No cabe la menor duda que sin la industria del cine y la industria del entretenimiento en casa, en el campo médico-quirúrgico no se hubieran producido los avances que han permitido desarrollar cámaras con dos ópticas y monitores 3D que, mediante el empleo de unas gafas polarizadas, permiten recuperar la tercera dimensión. De esta forma, ya podemos ver en los monitores tal y como ve el ojo humano. Esta mejor visión va a repercutir sobre todo en el paciente. Cuando los operamos podemos afirmar que gracias a las 3 dimensiones la seguridad de la cirugía que le hacemos es mayor.

Dr. Fernando Martínez Ubieto, especialista y pionero en Aragón en cirugía laparocópica en tres dimensiones

Dr. Martínez Ubieto

CIRUGIA GENERAL Y DEL APARATO DIGESTIVO

2015 Dr. Fernando Martínez Ubieto. Reservados todos los derechos

El contenido de este sitio es sólo para información, y no pretende sustituir el consejo de su propio médico u otro profesional de la medicina