Tratamiento de las varices

La insuficiencia venosa de las piernas es una enfermedad muy conocida y frecuente en nuestro entorno. Se manifiesta por molestias en forma de pesadez, cansancio, hormigueos y calambres, fundamentalmente por la noche en la cama.

Muchas veces se asocia con la aparición de varices, frecuentes sobre todo si hay antecedentes familiares o en personas cuyo trabajo se realiza casi todo el tiempo de pie o sentados.

Las varices son dilataciones de las venas superficiales, que en ocasiones adquieren gran tamaño, ocasionando muchas molestias, sin olvidar los problemas estéticos que ocasionan.

Para su tratamiento se utilizan medias de compresión, tónicos venosos y pomadas específicas. Sin embargo, su tratamiento definitivo exige muchas veces una cirugía que hoy día puede realizarse sin ingreso hospitalario e incluso tratarse en consultorio. La operación exige extirpar las varices a través de pequeños orificios puntiformes que no dejan cicatrices posteriores y proporcionan unos excelentes resultados estéticos.

Las varices más pequeñas, llamadas varículas, también suelen asociarse con molestias en las piernas. Además, son muy visibles y por ello muy desagradables. Su mejor tratamiento es la esclerosis ("pinchar las varices"), de forma convencional o con "espuma" para las más grandes, o el láser, muy útil en las más finas.

Cada paciente es diferente, y tras una correcta exploración que incluye un estudio Doppler (ultrasonidos que nos informan de la circulación periférica), se debe indicar un tipo u otro de tratamiento.

Dr. Martínez Ubieto

CIRUGIA GENERAL Y DEL APARATO DIGESTIVO

2015 Dr. Fernando Martínez Ubieto. Reservados todos los derechos

El contenido de este sitio es sólo para información, y no pretende sustituir el consejo de su propio médico u otro profesional de la medicina